Descubre qué es la empatía, sus beneficios y cómo desarrollar la empatía en niños con esta nueva actividad formativa de nuestra colaboradora Belén Piñeiro.

¡Hola! A este lado de la pantalla Belén Piñeiro, autora del libro “Educar las emociones en la primera infancia”, con un nuevo post sobre educación emocional.

En mi anterior artículo – que puedes leer haciendo clic aquí –  te conté 5 de los beneficios de colorear en niños y una actividad educativa (que incluía unos mandalas descargables para que imprimas en casa o en colegio).  Hoy vamos a seguir trabajando en el campo de la educación emocionalEn concreto, el tema que vamos a tratar en este post es la empatía en niños.

Te hablaré de qué es la empatía, sus tipos, las etapas, las ventajas de trabajarla en los niños y niñas y una acción formativa que os ayude a desarrollarla.

¿Te interesa el tema? Si es así… ¡Atento/a que comenzamos! 😉

 

la-empatia-en-ninos¿Qué es la empatía?

La empatía es una habilidad que nos permite ponernos en el lugar del otro, reconocer sus sentimientos, aunque estos no sean los mismos que los nuestros. Podríamos decir, sin ser demasiado arriesgados, que la empatía es la base de la convivencia. Ser capaces de comprender cómo se sienten los demás ante una determinada situación, nos ayudará a tener una mejor relación con nuestro entorno, a darnos cuenta de que todos somos diferentes y a respetar otros puntos de vista diferentes a los nuestros.

Tipos de empatía

Según diferentes estudios se ha llegado a la conclusión que existen 4 tipos de empatía:

Empatía cognitiva: el que tiene este tipo de empatía comprende el estado interno de la otra persona.

Empatía emocional: trata de lograr entender al otro poniéndose en su lugar.

Empatía desinteresada: este tipo de empatía no busca el beneficio propio.

Empatía interesada: surge de la conveniencia social.

Etapas de la empatía en niños

Durante el primer año de vida el bebé no percibe a la gente como diferentes de sí mismo. El tipo de empatía que muestra es la emocional. Por ejemplo, si sienten a otro bebé llorar lo más probable es que él también llore.

En los 2 primeros años de vida ya van reconociendo que lo que sienten otros no es lo mismo que sienten ellos.

A partir de los 6 años en los niños/as comienza la etapa de empatía cognitiva.

Los niños cuando llegan a la edad de los 10 a 12 años su empatía está casi desarrollada y se extiende más allá de las personas que conocen.

Beneficios de trabajar la empatía en niños

– Los niños y niñas empáticos expresan mejor sus sentimientos.

– Son menos agresivos. Sirve para evitar y solucionar posibles conflictos.

– Se comunican y relacionan mejor con su entorno.

– Favorece el bienestar global (ayuda a entender determinadas conductas de los demás).

¿Cómo enseñar empatía en niños?

La empatía es básica no solo para las relaciones afectivas y sociales con nuestro entorno familiar, sino que también es la base para ser buenos educadores.

Para ser un docente empático hay que ser consciente de las emociones propias y también de las de nuestros alumnos e hijos: reconocer los signos que nos muestran una determinada emoción, identificar la emoción en cuestión y orientar a nuestros alumnos y niños para que puedan hacer lo mismo, aportando, además, pautas para gestionarla de manera adecuada. Si hacemos esto, estaremos enseñando a los niños a través de nuestro propio ejemplo que una persona puede saber cómo se siente otra y cuál es la respuesta correcta ante esa situación.

Este ejercicio debe hacerse de forma consciente al principio, pero con el tiempo se convierte en una percepción automática en los adultos emocionalmente maduros, de la misma forma que nos nace de forma natural el coger en brazos a un bebé que llora.

A pesar de que la empatía en niños se adquiere básicamente por imitación, existen algunas actividades para facilitar el aprendizaje esta habilidad en el aula y en casa.

Hoy hemos querido compartir un ejercicio que tiene como principal objetivo el conocimiento y aceptación de los demás.

Como hemos visto en anteriores publicaciones, para trabajar la gestión emocional es recomendable que procuremos crear momentos en el aula o en casa donde invitemos a los niños a hablar de sus emociones, en un clima calmado, que favorezca el diálogo y la escucha. A continuación, te damos una muestra de cómo hacerlo.

Cómo desarrollar la empatía en niños: El mural de la empatía

Objetivos de esta acción formativa:

– Reconocer algunas características de nuestra personalidad.
– Practicar la escucha activa.
– Respetar el turno de palabra y las opiniones de los compañeros.
– Expresar nuestros sentimientos.
– Favorecer la cohesión del grupo y prevenir el acoso escolar.

A través de la actividad podremos escuchar y comprender a los otros, pero también expresar nuestros sentimientos, y descubriremos que una misma imagen puede evocar sentimientos diferentes en los demás.

Recursos necesarios:

– Recortes de revistas, postales, fotografías e imágenes en gran número. Hemos de seleccionar aquellos recortes que sean sugerentes, motivadores y atractivos para ellos. Podemos elegir imágenes que favorezcan la proyección y expresión de sentimientos, valores, emociones… y no necesariamente deben ser de personas o actividades. Podemos escoger elementos más simbólicos para evitar estereotipos e invitarles a interpretar las imágenes y lo que les evocan mientras hacen la actividad. Si conseguimos recortes que nos parezcan interesantes repetidos, mejor, así todo el grupo tendrá las mismas opciones.
– Rollo de papel Kraft.
– Una barra de pegamento FixoGlue.
– Cinta adhesiva Fixo.
– Ceras, lápices y rotuladores FixoKids!

Desarrollo de la actividad

En primer lugar, colocaremos todos los recortes en el suelo, de forma que todo el grupo pueda ver todas las imágenes. Por turnos y en silencio cada alumno/a elegirá tres recortes que expresen algún aspecto de su personalidad, que les emocionen especialmente o con las que se sientan identificados.

Tras haber escogido las imágenes, nos sentaremos, a ser posible en círculo y, uno a uno los alumnos explicarán por qué han escogido esas tres fotografías, mientras el resto del grupo escucha atentamente.

Tras la explicación, el resto de compañeros podrá hacer preguntas, pero estas deberán ser meramente aclaratorias. Hemos de ser conscientes de no juzgar ni realizar críticas a través de nuestras preguntas.

En este sentido, podemos poner ejemplos para que sepan qué pueden preguntar y, en caso en el que se realice una pregunta poco adecuada, podemos guiar o cambiar la pregunta con ellos para que comprendan cómo realizarlas. Las preguntas deben estar orientadas siempre a comprender al compañero o compañera para realizar bien la actividad.

Al final de la jornada, cada alumno explicará cómo se ha sentido durante la misma. Al hablar de sí mismos, recibir la comprensión del grupo y tratar de escuchar y comprender a los demás.

La reflexión final de la actividad: el mural de la empatía.

El broche final de la actividad, será crear juntos un mural con los recortes que hemos seleccionado y que representan a los niños de nuestra clase (para el que usaremos el papel Kraft y el pegamento) que podremos colgar en la pared del aula o en algún otro lugar del centro escolar. Podemos, además, decorar el mural pintando con ceras, lápices y rotuladores.

Sugerencia de modificación de la actividad:

Otra versión o complemento de esta actividad para desarrollar la empatía en niños es pedir a los pequeños que traigan de casa los recortes, postales o imágenes que les defina. Podemos proponerles que los seleccionen en compañía de la familia, de forma que también puedan expresar en casa por qué se identifican con las tres imágenes que han elegido. Cada alumno traerá los tres recortes que haya seleccionado en casa y, tras la explicación en grupo, los pegaremos en el mural que realizaremos en común.

Por otra parte, existen multitud de actividades para favorecer el desarrollo de la empatía en niños y niñas en casa.

desarrollar-empatia-en-ninos

Estas 6 acciones ayudarán a los padres a desarrollar y reforzar la empatía de nuestros pequeños. Son cosas sencillas, muchas veces de sentido común, que pueden aplicarse en cualquier momento del día.

¿Te ha resultado interesante nuestro nuevo artículo de educación emocional? Si tienes alguna duda al respecto recuerda que puedes dejarnos tus comentarios un poco más abajo. Y si te ha servido de ayuda te invitamos a compartir este post en tus redes sociales 😉 .

¡Hasta pronto!

¡Sigue conectada/o a FixoKids en Facebook, Youtube y Pinterest!

Deja un Comentario