¿Cómo podemos ayudar a los peques a enfrentar los miedos? ¿Por qué sentimos miedo? ¿Es útil sentir miedo? Belén Piñeiro, Maestra de Corazón, responderá a todas estas preguntas y nos enseñará una actividad para que ayudemos a los niños y niñas a enfrentarse a ellos. ¡Descubre la cajita come-miedos! 😉

cajita comemiedos trabajar miedos infantiles

Indice

¿Qué es el miedo y para qué sirve?

El miedo es una emoción primaria, común en todos los seres humanos y aunque a primera vista no lo parezca, nos es de gran utilidad. Gracias a él reaccionamos ante situaciones reales de peligro, como apartarnos ante un coche que se acerca a gran velocidad, o asomarnos a un precipicio.

Todos los animales tienen miedo a aquellas cosas o seres que les pueden causar daño a nivel físico. Los seres humanos, además, reaccionamos también ante aquello que nos pueda dañar en el plano emocional.

cómo ayudar a los niños a enfrentarse a los miedos

 

Los miedos nos dan la oportunidad de generar herramientas para afrontar ciertas situaciones, nos permiten superarlas y superarnos a nosotros mismos, mejorar y resolver situaciones que, a priori, nos parecían imposibles de enfrentar.

Los miedos en la infancia

A medida que el niño se desarrolla a nivel cognitivo, es normal que aparezcan los miedos. Es una forma de mostrar al mundo que está madurando. 😁 Por eso es muy útil enseñar a los pequeños a enfrentarlos, a medida que estos van surgiendo. Así que, hoy te propongo una actividad para que los más pequeños aparquen sus temores a un lado y no permitan que les limiten a la hora de vivir nuevas experiencias que, en un principio, deberían ser placenteras. ¿Te animas a llevarlo a cabo?

¡Tanto en casa, como en el aula, esta actividad da muy buenos resultados!

 La cajita come-miedos

Material para hacer la cajita:

actividad miedo infantil cajita comemiedos

¿Cómo utilizar la cajita come-miedos?

Escogeremos una caja de cartón para convertirla en nuestra “Cajita come-miedos. Si tiene tapa, perfecto; si no la tiene, podremos realizar una pequeña ranura a modo de ˝buzón˝, con unas tijeras o un cúter, para introducir nuestros miedos en ella.

Es importante explicarle al niño para qué vamos a utilizar esta caja, en qué la vamos a transformar y acto seguido que dejemos volar su creatividad. La podemos forrar con goma EVA, cartulinas o papel de colores; decorarla con ojitos móviles o dibujarlos con rotus o lápices. En la fotografía de arriba puedes ver una primera propuesta y una segunda, más abajo.

Una vez terminada la cajita, procederemos a darle unos folios o tarjetas en las que  el niño le dará forma a sus temores. En este momento sus miedos saldrán de su cuerpo y se plasmarán en el papel, que después será guardado en la caja. El hecho de tomar conciencia de ellos, de verbalizarlos y exteriorizarlos es tremendamente beneficioso.

utlizar la cajita para verbalizar los miedos

Antes de introducirlos en  la caja, podemos tratar de profundizar un poco más realizando las siguientes cuestiones, o ayudando al pequeño a resolverlas:

  • Pedirle que verbalice su miedo.
  • ¿Cuándo lo siento?
  • ¿Por qué?
  • ¿Qué ocurre cuando tengo miedo? ¿Cómo me siento? ¿Cómo responde mi cuerpo?
  • ¿Qué cosas podré hacer si este miedo desaparece?

A continuación nos desharemos de él introduciéndolo en la cajita y le recordemos que los miedos, alguna vez, pueden escaparse, y que en caso de que esto suceda, les pediremos educadamente que vuelvan a su lugar, dentro de la caja.

Una vez que hayan desaparecido, podemos sacarlos de la caja y tirarlos, enterrarlos o lo que consideremos más apropiado, para que el niño sea consciente de que ha superado su temor y se sienta orgulloso de ello.

Si te ha gustado este artículo, compártelo. 😁 ¡Gracias!

 

¿Necesitas más ideas para educar las emociones?

Aquí tienes 2 artículos

¡Sigue conectada/o a FixoKids en FacebookYoutube y Pinterest!

Deja un Comentario